cargando

Yonkers

The New Black

De nicho, emotivos y colaborativos, el futuro de los medios digitales

Alexis Gómez 

¿Desde cuándo los noticieros de las 9 de la noche dejaron de ser “estelares”? Piénsalo. ¿Cuándo fue la última vez que te sentaste a ver a un conductor leyéndote las noticias del día, especialmente cuando ya las habías leído en redes sociales?

Para el Centro de Investigación Pew esto ha cambiado y ahora el feed de noticias en Facebook se han convertido en la nueva televisión local de la generación Millennial. Alrededor de 61 por ciento utiliza Facebook para actualizarse sobre las noticias políticas más que cualquier otro medio. El estudio “State of the News Media 2015” también mostró que esta generación suele tomar como fuente medios con los que se siente identificado, como BuzzFeed, Pitchfork o The Huffington Post.

¿Qué tienen diferente? Son medios digitales nativos que no tuvieron que adaptarse al cambio multimedia y su prioridad no está en el número de lectores, sino en su capacidad para hacerse de fans. Son plataformas que han logrado crear una marca con la que los lectores se sientan identificados, y especialmente están concebidos para motivar la conversación entre medio y audiencia.

Por ejemplo, en las elecciones de 2008 The Huffington Post pidió a su audiencia ayudar con su propia información en un programa llamado Off the Bus”, creando una red de personas que informaron “a pie de calle”, aportando historias de sus pueblos y también desde dentro de las campañas electorales.

A su vez, Le Post, un proyecto del diario francés Le Monde, combina artículos profesionales con aquellos producidos por ciudadanos. The Guardian, por su parte, publicó íntegramente un informe de gastos de los parlamentarios británicos y pidió a sus lectores que lo revisaran para identificar la información que necesitaba una investigación más a fondo.

Entre todo lo que he leído sobre el futuro de los medios digitales parecen existir dos condicionantes que definirán su supervivencia: la capacidad para conectarse emocionalmente con su audiencia y que esa audiencia sea un nicho específico. Sobre la primera, Delía Rodríguez, directora de la sección “Verne” de El País, la define bastante claro en esta frase:

“La forma en que el lector elige lo que lee no está siendo racional sino emocional, los medios que tengan fans, los medios que tengan una camiseta que te puedas poner… Esa relación con los lectores va ser la que sea capaz de sacar dinero”.

Por su parte, los de los medios de nicho se refiere a que no es posible seguir pretendiendo hablar de todo a todos. La Web nos ha abierto la posibilidad de volvernos especialistas en lo que nos interesa o gusta, y las redes sociales nos permiten conocer a gente que comparte nuestros gustos, entonces ¿por qué los medios no siguen este patrón? Solo hay que analizarlo, Mic o Vice no han sido exitosos con todo el público, sino con su nicho específico, que al cabo es lo importante: los millennials.

¿Te gustó?
Comparte
Detalles

Categoría

Periodismo Sin categoría The New Black

Fecha

abril 20, 2016

Autor

Alexis Gómez

¿Qué opinas?