cargando

Yonkers

The New Black

En Alaska, una periodista escribe, edita y entrega todo un periódico

Hoy los medios de comunicación buscan ahorrar en sueldos y contratar menos personas para hacer más tareas. Hay alguien por quien pelearían por contratar: Suzanne Ashe. Ella se hace cargo del Skagway News, un periódico quincenal en el pequeño pueblo de Skagway en Alaska, completamente sola.

Suzanne no solo es la única reportera y editora de la publicación, también se encarga de mandarlo a los impresores y distribuirlo. “Es divertido tener ese control”, dice Suzzane, que ha trabajado por 15 años en otras publicaciones periodísticas. Estar a cargo de todas las actividades del Skagway News es una ventaja, pues al hacer todo conoce bien cada parte del proceso, aunque admite que eso también a veces dificulta su trabajo.

El periódico nació en 1978, cuando Jeff Brady, su fundador, empezó a publicar después de que los cuatro anteriores periódicos existentes en Skagway dejaran de distribuirse. Skagway es un pueblo de pocos habitantes que atrae a los turistas por sus paisajes nevados. A Brady se le ocurrió entonces lanzar la Skaguay Alaskan, una publicación con información turística y publicidad que se reparte a los visitantes llegados en los cruceros, con la cual se financian los 23 números anuales del Skagway News.

Para Ashe, las grandes compañías de medios pierden de vista lo que pasa día a día en las pequeñas comunidades por cubrir escándalos del espectáculo, los negocios o los deportes, sobre gente que los lectores no conocen en persona y muy difícilmente lo harán. Es ahí donde el Skagway News tiene una oportunidad, pues se centra en cubrir lo que sucede en esa localidad y puede interesar a sus ciudadanos.

Su primera edición se trató de la baja participación en las elecciones primarias municipales e incluía notas como “Se recibieron reportes de una nutria herida en el río”, “Una pareja de turistas franceses fue notificada de no poder acampar en la calle”, “Un hombre reportó que vio a unos hombres tirar de un crucero un cuerpo sin vida en un salvavidas. Después se verificó que se trataba de un simulacro”.

En este tipo de sucesos transcurren las coberturas de Suzanne Ashe. “Por el momento eso es todo lo que hago, paseo a mi perro y hago el periódico”, dice. ¿Cuántos periodistas en el mundo no desearían reportear, editar, publicar y distribuir su periódico y aún tener tiempo para pasear a su perro en medio de las nevadas montañas de Alaska?

Fuente: Columbia Journalism Review

¿Te gustó?
Comparte
Detalles

Categoría

Historia Noticias

Fecha

octubre 20, 2016

Autor

Aranxa Lugo

¿Qué opinas?