cargando

Yonkers

The New Black

En Corea del Norte no hay memes

Javier Sánchez

Los memes no dominan el mundo… aún. Al menos en Corea del Norte no parecen ser la sensación entre la muchachada. La causa no es difícil de imaginar: Corea del Norte, uno de los países más restrictivos con las libertades de sus habitantes, también lo es con el acceso que tienen a internet. Algo curioso, si consideramos que su gobernante supremo, Kim Jong-un, ha sido inspiración constante de memes alrededor del mundo.

El problema con el internet en Corea del Norte, vecino de las potencias tecnológicas de Japón y Corea del Sur, no es de falta de infraestructura ni de capital humano. Al contrario: como reporta la BBC, la nación norcoreana ha puesto bastante empeño en formar programadores y especialistas en redes tecnológicas.

Confrontada con Corea del Sur y Estados Unidos, para Corea del Norte resulta esencial tener programadores de primer nivel y poder infiltrarse en los sistemas de seguridad de otros países, así como resistir intentos de infiltración. En 2014, Corea del Norte fue acusada del ciberataque a Sony Pictures. Un potencial interesante para una nación en donde sólo una minoría tiene acceso a internet.

Según los reportes disponibles, en Corea del Norte el acceso a internet (el que se hace de forma legal) sólo está disponible para empleados gubernamentales de alto nivel, investigadores, para los extranjeros y en las universidades.

Para el resto de la población existe el Kwangmyong, una intranet que funciona con el sistema operativo Estrella Roja (parecido a Windows, aunque basado en Linux) que contiene noticias, información académica, tiendas en línea y juegos, entre otras maravillas. Hace unos años Corea del Norte lanzó su propia tablet con una versión peculiar de Angry Birds.

Toda esta información pasa primero por el duro filtro de la censura gubernamental, para luego ser alojada en los servidores de Kwangmyong, que, por cierto, carece de cualquier enlace al exterior con el fin de evitar filtraciones de información no deseada. Esta intranet es considerada un servicio gratuito de uso público, aunque el acceso a dispositivos electrónicos sigue siendo limitado para la población de Corea del Norte.

Hace unas semanas, el servidor norcoreano que aloja lo sitios web bajo el dominio .kp quedó mal configurado y permitió que el mundo conociera los 28 sitios webs registrados por Corea del Norte. Sitios de noticias, la aerolínea estatal, recetas de comida, una red social o la página del festival de cine norcoreano son algunos de estos sitios.

Algunos de ellos aún pueden ser consultados, aunque no deja de ser irónico que cualquier persona del mundo pueda acceder a ellos, mientras que los casi 25 millones de norcoreanos no puedan hacerlo desde su enigmático Kwangmyong.

El contrabando de teléfonos móviles desde China, con la posibilidad de conectarse a través de su red, ha creado huecos en el cerco informativo norcoreano; sin embargo, esto implica riesgos, pues la posesión ilegal de celulares es considerada un crimen serio.

El 22 de diciembre de 2014, en medio del conflicto con sobre el supuesto hackeo a Sony Pictures, Corea del Norte sufrió una desconexión a internet durante 10 horas. En marzo de 2013, tuvo problemas de conectividad durante casi un día y medio. ¿A cuántos afectó esto? Posiblemente a muy pocos. En cualquier otro lugar del mundo, unas horas hubieran sido suficientes para que media ciudad se tirara en la calle a llorar.

¿Te gustó?
Comparte
Detalles

Categoría

Periodismo The New Black

Fecha

octubre 26, 2016

Autor

Javier Sanchez