logo

Somos una empresa socialmente responsable, que busca empoderar a profesionistas, empresas y organizaciones civiles a través de la comunicación estratégica.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

De la “nota roja” al Periodismo Judicial; así fue el taller con Marco Lara Klahr

Antonio Enríquez

“¿Cuántos momentos en nuestra vida podemos ser los pioneros de algo? Hoy tenemos la oportunidad histórica de serlo en un nuevo periodismo sobre violencia y delito. Tenemos en nosotros la decisión de seguir en las viejas prácticas o decir: ‘Las cambio y me vuelvo un adelantado’”.

La incitación es de Marco Lara Klahr, periodista con más de tres décadas de experiencia, y fue la base del Taller de Nuevo Periodismo Judicial que impartió a jóvenes aspirantes a periodistas a través del Aula de Periodismode otromexico, sc [septiembre 12-octubre 4, 2016].

 

Participamos 14 jóvenes con perfiles diversos, desde estudiantes de Comunicación y recién egresados, hasta periodistas que acabamos de ingresar al mercado laboral e incluso abogados en proceso de especialización.

Personalmente, fue estimulante reflexionar sobre aspectos clave como la responsabilidad social de medios y periodistas en la consolidación del sistema de justicia penal acusatorio, y nuestro rol como fiscalizadores de dicho sistema por cuenta de nuestra comunidad, en vez del de apéndices y legitimadores de prácticas inquisitoriales violadoras de derechos humanos de personas víctimas o imputadas de delito.

Para avanzar hacia ese rol, Marco Lara Klahr nos dotó de herramientas y recursos cuyo origen está en el Periodismo Cívico, la teoría del garantismo, el enfoque de derechos humanos, la prevención social de la violencia, la construcción de paz y la solución pacífica de conflictos.

Fue revelador descubrir, por ejemplo, la precaria cultura de legalidad que tenemos los periodistas, tanto los jóvenes como aquellos con mayor experiencia. En el taller revisamos ejemplos de contenidos publicados en medios que claramente contradicen la función social del periodismo y por el contrario denostan a las personas, convirtiendo en entretenimiento los conflictos del orden penal.

También revisamos el anacrónico concepto de “nota roja”, que más que un género es un frame noticioso desde el cual los periodistas solemos banalizar y espectacularizar las tragedias humanas, impidiendo a nuestro público comprender en toda su complejidad los conflictos e invisibilizando la ineficacia del sistema de justicia penal para resolverlos.

Marco fue contundente: la nota roja “no es de ninguna manera sinónimo de periodismo judicial”. Este último se caracteriza, en cambio, por realizarse con referentes de legalidad y respeto a los derechos de las personas, particularmente a la dignidad, la propia imagen, el resguardo de sus datos personales y de su privacidad, además de negarse a ser funcional a los perniciosos “tribunales paralelos” incitados desde la policía y las fiscalías como simulación de justicia.

Tras concluir el taller tengo para mí que son enormes los retos del periodismo judicial con perspectiva de derechos humanos pero también ineludibles si queremos transitar como sociedad de un sistema de justicia opaco, incompetente y abusivo a uno transparente, eficaz y garantista.

Quien esté dispuesto a asumir dichos retos, tal como sugirió Marco, debe emprender cuanto antes su camino hacia la especialización, el cual es sinuoso pero también rentable a largo plazo, pues los periodistas especializados serán no solo los más atractivos para el mercado laboral sino los más útiles a sus comunidades.

No se pierdan, por cierto, las próximas iniciativas del Aula de Periodismo de otromexico, sc. Vienen talleres que no pueden dejar pasar.

No Comments

Post a Comment