logo

Somos una empresa socialmente responsable, que busca empoderar a profesionistas, empresas y organizaciones civiles a través de la comunicación estratégica.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

Cuatro pasos para respetar los derechos humanos en tus campañas sociales

Cuatro pasos para respetar los derechos humanos en tus campañas sociales

Las campañas que promueven el respeto a los derechos humanos son trendy.  Éstas campañas están de moda y ocupan a la mayoría de las productoras para crear “empatía”, aunque muchas caen en lo que intentan combatir: revictimizan, discriminan y criminalizan.

Acá te presentamos algunas campañas de derechos humanos que pretenden tener pautas para la equidad pero solo disfrazan al lobo.

Con estos ejemplos podrás aprender cuatro pasos para respetar los derechos humanos y que puedes tener en cuenta en tus próximas campañas sociales.

1. No retrocedas, no cosifiques. El hecho de desnudar a un hombre no significa que se dignifique a una mujer.

derechos humanos

[Foto de la campaña de Suistudio, pertenenciente a Suitsupply]

2. No criminalices ni uses estereotipos: los “culpables” no siempre son personas de piel morena, rasgos indígenas o de clase baja. Y prefiere hacer énfasis en los derechos de las personas, independientemente de si es “TU hermana” o “TU mamá”. ¿Deben pertenecerte para promover sus derechos?

derechos humanos

[Foto de la campaña “La violencia sexual es un delito” en la CDMX]

3. No señales a las víctimas. Indica cuál es el conflicto y quién lo genera. Responsabilizar a las víctimas es justificar la violencia de las y los agresores.

derechos humanos

[Foto de la campaña Mucho Ojo en la Red de Fundación Televisa]

4. Utiliza voceros eficaces para tus objetivos. No recomiendes anticonceptivos femeninos con hombres (por ejemplo)

derechos humanos

[Foto de la campaña #PonteUnDIU de la RED DKT]

Sigue todos los pasos para que sea un rotundo sí como la siguiente campaña:

Y por último, piensa en todas las personas e interioriza que todas y cada una de ellas tienen derechos que deben respetarse.

A partir de esto, la batalla y todas las guerras están ganadas.

No Comments

Post a Comment