logo

Comunicación estratégica para el cambio social.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

WEBINAR I: Afronta el nuevo panorama: Adapta tu marketing social con estas 4 tendencias

SERIE AISLADO NO ES INVISIBLE, WEBINAR I
Autor: Alexis Gómez

Tiempo de lectura: 4 minutos


Ya lo decía Martín Caparrós en entrevista con El País, “todo es menos sólido de lo que creíamos”. En cinco meses la naturaleza nos ha demostrado que conceptos como “economía”, “Estado” o “salud” pueden tambalearse, “bastaron un par de estornudos… para que se disolvieran”.
Las consecuencias nos fuerzan a cambiar nuestra forma de concebir cómo comunicamos nuestro impacto social, sacando partido 100% al espacio digital e invirtiendo nuestros [de suyo escasos] recursos en marketing de forma efectiva. Pero es claro que para ello se necesitan una estrategia, un plan y unos definidores que nos permitan conocer, por lo menos el objetivo y la meta, la audiencia y el mensaje a posicionar en favor de nuestra visión social.
De acuerdo con el estudio “Tendencias de Marketing tras el brote de Coronavirus”, realizado por Blue Focus en China entre 200 empresas, más del 80% de ellas redirigió sus inversiones del marketing offline al marketing online.
Obviamente, la repartición de estos recursos varía según el tamaño de cada empresa. Las grandes [más de 2,000 empleados] están apostando al marketing de posicionamiento de marca y promoción de su área de responsabilidad social, contratando a youtubers e influencers para reseñar sus productos dentro de sus videos. Las pequeñas [menos de 50 empleados] se enfocan en posicionamiento SEO/SEM, para estar presentes cuando alguien las busque. 
El estudio destaca lo primordial que se ha vuelto el contenido transmedia de valor; por ejemplo, los videos cortos estilo TiK Tok, uno de los formatos más populares, siendo utilizados por el 80% de las empresas del estudio como su principal canal de publicidad.
Pero, ¿cómo podemos aplicar ahora estas innovaciones a nuestra estrategia de marketing social?

1. Por ahora el marketing social offline murió, ¡sé 100% digital!

Puesto que el traspaso de inversión del marketing físico al digital es la tendencia, conviene aprovechar esta época para replantear, optimizar o desarrollar, si acaso no la tuvieras, una estrategia de mediano y largo plazos realista.
No importa cuantas publicaciones lances al día o que tan lindo e innovador sea tu contenido, si no cuentas con un plan estratégico que te permita tener claro por qué comunicas y para quién, qué comunicas y si realmente están viéndote.
Según el Informe Global Sobre Tecnología en OSC de 2019 creado por funraise.org, en América Latina sólo el 41% de las OSC cuenta con una estrategia de marketing social escrita, no obstante que el 81% piensa que este es eficaz para lograr cambios sociales.
Lo cierto es que es vital que la promoción de tu organización, causa social o producto sea focalizada, pues estarás compitiendo con muchísimas. Si antes la atención de las personas ya era reñida, al tener que competir con recetas de cocina o memes de gatos, ahora imagina qué tan complicado se vuelve cuando literalmente todo mundo está en internet, todo el día.
Está sobreexposición de información puede valer a tu favor si tienes un plan que te permita apuntar bien a tu objetivo, y no hablarle a todo y nada, pues si tu estrategia de marketing social no es realista, los pocos recursos que destines a la promoción de tu organización se irán por la borda. 

2. El contenido de valor está en tus acervos

¿Cómo ganar la atención hacia tu causa social? ¿Cómo prevalecer durante la crisis? ¿Cómo competir con toda la infoxicación del contexto? ¿Cómo lograr que donen a tu trabajo si no están viéndote?
La experiencia internacional nos muestra que después de tener un plan de comunicación profesional, el siguiente punto recae en el tipo de contenido que produzcas a partir de la información que te diferencie. ¡Valor diferenciado!
Muchas organizaciones no son conscientes de esto o no tiene sistematizados sus acervos informativos creados durante años. Seguramente encontrarás documentos, estudios, entrevistas y artículos súper relevantes. Los acervos atemporales son un capital que ahora puedes aprovechar. ¡Qué mayor experto para hablar de tu propia causa social!
Date un tiempo, te aconsejamos hacer un control temático de esos acervos para recuperar información valiosa al instante y transformarla en útil contenido. Así puedes dar vuelo a tu imaginación para, dependiendo de tu audiencia meta, escoger el mejor formato de publicación: infografías, banners, ilustraciones, cápsulas, videoentrevistas, memes, encuestas de reacción, animaciones… ¡sin fin de formatos a tu alcance!

3. Es hora de actualizar tu sitio web o e-commerce

Dentro de las acciones de marketing más valiosas destaca el llevar a la audiencia meta a tu casa virtual: tu sitio web.
¡Piénsalo! Si ya lograste que tu potencial donante o aliado estratégico, ese que llevabas años buscando, llegara a tu sitio web, ¿no quisieras que conozca todo lo que eres y por lo que trabajas? ¿Todo tus resultados y tu impacto? ¿Quienes conforman tu organización? ¿Que viera tu transparencia financiera y dimensione tu esfuerzo para resolver un problema social?
A los sitios web suele percibírseles como anacrónicos, costosos y complicados, cuando en realidad son una herramienta fácil y barata, y la base de tu posicionamiento, mucho más cuando ya tienes una estrategia de recaudación de fondos en progreso; de hecho, una encuesta de funraise.org reveló que el 81% de OSC en América Latina cuenta con un sitio web, y de ellas el 56% lo usa para captar donaciones online.
O sea, redirige tus fondos offline para renovar tu plataforma digital, integrándole, si es el caso, un e-commerce o un aula digital. De acuerdo con Blue Focus, uno de los sectores emergentes tras el brote de coronavirus es la educación online, muchas personas están buscando opciones para continuar con sus estudios o aprender más. 
Imagina si en tu organización aplica crear un espacio dentro de tu sitio web donde puedas impartir talleres, pláticas o charlas de tu especialidad que puedan motivar a tus audiencias a conocer más sobre tu trabajo y apoyarlo.

4. Aprovecha y formar a tus equipos en comunicación estratégica

Hay dos forma de afrontar esta crisis, aprovechando el tiempo para fortalecer tu desarrollo institucional o padecer. Aprovecha para identificar los puntos débiles en tu comunicación. Es tiempo de que atiendas todos esos huecos vacíos que el día a día no te permitía. Hoy existen un ofertón de webinars, cursos, talleres gratuitos y de paga que pueden serte útil. 
Expertos predicen que tras el fin de la pandemia el gasto de las personas se recuperará y las oportunidades de mercado incrementarán. Las empresas y organizaciones necesitarán estructuras institucionales fuertes y preparadas para detectar nuevas oportunidades y demandas, desafiando el status quo.
Estas cuatro ideas puedes empezar a probarlas ya. Mi último consejo es que no pierdas la capacidad de aprender, optimizando y probando estrategias que potencien tu impacto: esta crisis puede ser una oportunidad para posicionarte en un mundo que, a mi parecer, está más abierto a escuchar sobre ciertas problemáticas sociales, algunas de ellas tan cercanas y tangibles como el cambio climático o los derechos.

¿Te perdiste nuestro webinar?  Acá lo dejamos para que lo revivas.

Bitnami