logo

Somos una empresa socialmente responsable, que busca empoderar a profesionistas, empresas y organizaciones civiles a través de la comunicación estratégica.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

She’s gotta have it y el empoderamiento de las mujeres

Feminismo
Tiempo de lectura: 2 MIN.

Si no me definiera a mí misma, acabaría siendo triturada y devorada viva en las fantasías de otras personas

Nola Darling

¿Cómo le explicas a alguien que sales con tres hombres, que cada uno te aporta en diferentes sentidos y que quieres a todos de distintas maneras? ¿Que no tienes complejos con tu sexualidad y que no es cuestión de “miedo al compromiso”? ¿Que no quieres que ninguno de ellos te mantenga, viva contigo, te cele o te proteja sin que tú se lo pidas? Es más, ¿por qué tendrías que explicárselo a alguien?

Eso es lo que Nola Darling intenta averiguar por sí misma sin que nadie le enseñe ni le diga lo que es mejor para ella. La lucha por encontrar su propia forma de vivir, expresarse, experimentar su sexualidad, sentir y relacionarse con el mundo…de ser mujer y, además, de ser una mujer negra. La protagonista de She’s gotta have it, la serie de Netflix en la que Spike Lee reversiona su propia película de 1986, del mismo nombre, pone de relieve temas sociales que no han perdido relevancia desde entonces, que son cada vez más punzantes en la agenda social.

Nola Darling intenta ser fiel a ella misma al tiempo que va descifrándose y buscando su propio camino. Explora sus vulnerabilidades e intenta no ceder a los intereses de los demás. No le interesan las salidas fáciles pese a que tiene una renta que pagar en un Brooklyn ya no marginal sino gentrificado. E intenta hacerlo no a través de sus amantes ni de la “ayuda” que todos quieren darle y que, sin embargo, ella no pide, sino mediante lo que ama: el arte.

Nola Darling no solo es la representación de mujeres poderosas que disfrutan y ejercen sus derechos, también lo es de las luchas y la reivindicación racial, de la autonomía económica, el arte, la liberación sexual, la gentrificación y, sobre toooodo, de la lucha contra el machismo; del machismo hostil, que lastima y te vulnera a todas luces, cínicamente; pero también de ese machismo que no es tan obvio, que se esconde detrás de un “tápate”, “te acompaño”, “te cuido”, “te salvo”… la idea del amor romántico que puede ser, “inocentemente”, posesivo.

Construir una ética amorosa

She’s gotta have it no solamente trata sobre la reivindicación positiva del derecho a elegir la forma en la que queremos vivir, aunque esto no coincida con los parámetros socialmente aceptados. También cuestiona y se adentra en las vulnerabilidades más nimias y neuróticas de las personas. No parte de posicionamientos que invalidan al o la otra ni sus sentimientos. Tampoco lo hace desde los lugares comunes y vacíos que suelen envolver estas temáticas.

Creo que, al final, el mensaje es sobre la introspección personal, sobre nuestras propias motivaciones y, ¿por qué no?, contradicciones. De la importancia de quererse más tal cual eres y priorizarse a uno o una misma antes que a los demás de una manera no-egoísta.

Y preciso n-o-e-g-o-í-s-t-a porque el reto está en pensar y respetar, también, los derechos y libertades de las demás personas. No pasar por encima de sus deseos y afectos, sino enfrentarlos de la forma más transparente y consensuada posible, aunque eso lo complejice brutalmente. La apuesta de Nola Darling es, pues, la sinceridad.

Como resuelve Nola después de verse cuestionada por uno de sus amantes sobre si existe alguien más (además de él, claro). Y sí, “para ser perfectamente sincera”, como dice, sí hay alguien más: ella.

Bitnami