logo

Comunicación estratégica para el cambio social.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

Tres errores que arruinan tu estrategia de marketing social

Marketing social
Autora: Sahian Cruz
Tiempo de lectura: 2 MIN.

El marketing social es un medio para llegar a un fin

Y ese fin es el cambio social. Su esencia son las personas, transformar sus visiones para buscar el bienestar social a través de mensajes, acciones de comunicación y herramientas probadas por el marketing comercial… pero sin el componente comercial.

Así como en el marketing tradicional, en el social se busca el posicionamiento, el reconocimiento, la fidelización y la acción, pero en todos los casos de las visiones o acciones impulsa tu organización civil, fundación o empresa social.

¿En qué otra cosa coinciden en marketing comercial y el social? En que ambas implican una compleja metodología, y es justo acá donde recurrir a la improvisación genera los tres errores que arruinan tu estrategia de marketing social:

1 ¿El plan es no tener plan?

Error total. Sí, la espontaneidad es buena, pero en un contexto sistematizado y controlado. Antes de poner en marcha tu estrategia de marketing social necesitas planeación.

¿Has escuchado del Social Media Plan? Es tu hoja de ruta para definir necesidades y objetivos,

precisar tu público meta, sus intereses y hábitos de navegación e interacción con mensajes, y los canales que te van a servir para llegar a él.

Lo contrario de la planeación es abrir un Facebook y comenzar a postear.

2. Plataformas digitales para todo y todxs

Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, YouTube, LinkedIn, ¿cuál me falta? De acuerdo, también Tumblr.

Querer estar en todos los canales para tener mayor incidencia es una farsa total y puede resultar lo contrario (de hecho, lo es), porque no todas las plataformas sirven para tu causa o misión social.

El público que está en Instagram no es el mismo que está en Twitter. Por eso la pregunta a responder no es tanto qué plataforma usar sino a qué público quiero llegar. La respuesta a esa pregunta te dará guías para elegir los canales idóneos.

Al final, no se trata de estar en todos lados para que todas las personas te encuentren sino de brindar contenido de valor en las plataformas que mejor te funcionen.

3. Contenidos universales

El último error grave es postear tu contenido sin ton ni son. Tienes un vídeo y lo subes a Facebook, Twitter, Instagram y demás, lo publicas en horarios similares y con los mismos mensajes, esperando que tenga mayor interacción… Falso.

Lo ideal es llevar una calendarización de los contenidos del día y los canales a utilizar. Asimismo, es importante tomar en cuenta la naturaleza de cada medio y explotar sus herramientas.

Por ejemplo, en Instagram puedes subir stories y hacer que la comunidad vote; en Twitter puedes tener mayor interacción con mensajes muy breves o producir fácilmente encuestas. En la calendarización puedes plantear qué días publicas, en cada canal y qué horario.

¡Ojo! eso no significa que todos los días generes contenido nuevo, también puedes mover uno en diferentes canales, siempre y cuando no sea el mismo día ni al mismo tiempo.

Bitnami