logo

Comunicación estratégica para el cambio social.

Gamma 50, colonia Romero de Terreros, Delegación Coyoacán, CDMX.

01 52 5536 3387

hola@otromexico.com
Síguenos en nuestras redes:
Facebook: @otromexico 

Twitter: @otromexicosc

Un violador en tu camino, en mi camino, en nuestros caminos

Un violador en tu camino, en mi camino, en nuestros caminos

Comunicación Estratégica

Autora: Edna Victoria Montaño Gálvez

Tiempo de lectura: 3 minutos


El performance se realizó por primera vez el 20 de noviembre [2019] en Valparaíso, Chile —en un encuentro de intervenciones callejeras—, vibró en el sur y cinco días después se realizó en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ahora en Santiago: este último fue el registro audiovisual que comenzó a compartirse hasta hacerse viral y llegar a mi celular, haciéndome llorar frente a la pantalla.

La base musical, la letra y coreografía es fácil de memorizar, sexual, rítmica y pegajosa, como mucha música, sin embargo, el contenido no es una invitación, es un rechazo; no insinúa, es una denuncia; no es por un placer individual, sino por una necesidad colectiva por la que se lleva años luchando para que sea realidad en tu casa, la iglesia, la escuela, las calles, y de la cuál es cómplice la estructura del “Estado”.

Solo unos días después ya circulaba la invitación en Facebook para replicar la intervención en el centro histórico de la Ciudad de México, y paralelamente hubo organización en bachilleratos y universidades de otras.

La letra fue adaptada de manera colectiva, llegando a acuerdos entre cientos de mujeres que no se conocían… ¿entonces cómo y porqué se pudo realizar una acción masiva tan rápido y con tal fuerza?

Porque hay una base común, que son las experiencias de violencia en la vida cotidiana.

A ello se suma el hartazgo y la impotencia de estar cada mañana eligiendo nuestra ropa y filtrar actitudes en función de quién te va a rodear y pudiera acosarte, tocarte, abusar de ti, violarte o matarte, por ser mujer.

Ahora la alegría nos impulsa a continuar, abriendo cada vez más las posibilidades de nombrar, hacer visible y evidenciar que policías, jueces, curas, maestros y otros actores de poder no tendrán la misma facilidad para quedar en el anonimato o continuar violentando como antes lo hicieron.

Me siento identificada con el proceso de Las Tesis, la colectiva que trabajó y creó esta intervención, si bien después fue apropiada por miles de nosotras: logró la meta de generar un vínculo emocional y extender el alcance de textos académicos feministas, como el de Rita Segato.

Se trata de conocimiento que muchas veces se queda en papel, en seminarios o congresos de universidades, siendo escuchados en contextos fríos, abstractos y competitivos en los que no hay empatía, afectividad ni sororidad, aunque se esté hablando de procesos que viven personas que se vuelven sujetxs sociales vulnerables al análisis y crítica pero pocas veces de acompañamiento en la realidad.

Bitnami